Un día, alguien dijo:

¿Y por qué no hacemos nosotros un una página web de la escuela? Así podríamos enseñar el el colegio, las cosas que hacemos, poner enlaces a páginas que tuvieran contenidos para os niños... ¿Es muy difícil hacerla?

Todos nos quedamos callados, con cara de no saber cómo hacerla, pero expresando que intuíamos que sería "un poco complicado" y sólo al alcance de gente que "supiera mucho de ordenadores".

Uno de nosotros, que según afirmaba, "ya había tenido alguna experiencia" haciendo páginas, nos describió qué necesitábamos:

"Pueees... a veeer... necesitamos:

- Un nombre de dominio o una dirección,
- Espacio web donde alojar el contenido de la página,
- Instalar y utilizar algún editor de páginas web como el FrontPage o el DreamWeaver,
- Instalar y utilizar algún programa de FTP o usar una WebFolder y
- Alguien que se encargue de actualizar las páginas y subirlas."

En ese momento, y después de escuchar esto, creo que se nos quitaron las ganas de poner una página en Internet para la escuela.

Sin embargo, alguien intervino diciendo que NOS PODÍAMOS OLVIDAR DE TODO ESO; y que en vez de una página web, lo que podríamos hacer es crear un WIKI. En favor de su propuesta argumentó que:

"Con un Wiki:

- No se necesita tener ni una dirección ni espacio web, lo tienes todo en 10 segundos,
- No es necesario ni instalar ni saber manejar ningún programa "extraño y complicado",
- Lo único necesario es un ordenador con conexión a Internet, un navegador y una dirección de correo electrónico.
- CUALQUIER PERSONA, independientemente de sus conocimientos de informática, puede poner cosas en él,
- Son espacios más "dinámicos", puesto que varias personas colaboran en él."

Entonces, parece que nos animamos un poco. Según él, a un wiki se le puede dar casi las misma utilidad que a una página web normal, tiene otras funcionalidades añadidas, pero sobretodo, es mucho más fácil de hacer.